Cómo hacer un cuaderno de viaje

Crear un cuaderno de viaje no es sólo citar cronológicamente los lugares visitados, sino recoger toda la experiencia vivida para conservar su esencia y poder rememorarla cada vez que lo leamos.

 

Cómo hacer cuaderno de viaje
etringita

 

La primera decisión a tomar es elegir el objeto que se convertirá en tu cuaderno de viaje. Hay muchas opciones. Puedes comprarlo antes de la salida, coger alguno que tengas perdido por casa esperando a ser usado o (y esta es mi recomendación), esperar a visitar alguna librería de la zona donde viajamos, siempre y cuando esto sea posible, para comprar uno con algún motivo o detalle típico de nuestro destino, lo que lo convertirá en único y original. ¡Incluso puedes hacerlo tú mismo! Las posibilidades son infinitas…

 Antes del viaje

Dicen que el viaje comienza cuando lo preparamos, así que, ¿por qué no recoger también cosas importantes acerca de los preparativos? Una buena forma de empezar podría ser describir los motivos por los que hemos elegido ese destino, qué esperamos encontrar o las personas que nos han recomendado visitarlo.

Cómo hacer cuaderno de viaje
Kolby

Durante el viaje             

Una vez que llegas a tu destino conviene llevar siempre a mano una libreta y un bolígrafo por si deseas anotar impresiones, direcciones o cualquier dato que quieras recordar. Cada noche antes de descansar puedes apuntar en ella brevemente los lugares visitados en el día, algún restaurante en el que hayas comido especialmente bien, un paseo o rincón en el que hayas disfrutado, anécdotas con la gente del lugar…

Guarda todo lo que te parezca importante o curioso, como los billetes de avión/tren, entradas a museos u otros lugares de interés y planos, te ayudarán más tarde a recrear tu viaje y conseguirás enriquecerlo haciendo que parezca más gráfico y dinámico.

No intentes escribir demasiadas cosas para tu cuaderno durante el viaje, ya que esto lo puedes realizar con mucha más tranquilidad al llegar a casa. Con unas cuantas notas recordarás después todo lo que has vivido, así que no merece la pena que te pierdas nada en estos momentos. ¡Lo más importante del viaje es disfrutarlo!

Cómo hacer un cuaderno de viaje
Kolby 

 

Después del viaje

Aquí comienza la fase más importante. Se trata de plasmar todo lo que has visto, lo que te ha resultado más curioso, lo que más te ha gustado, lo que has aprendido… cuéntalo como quieras y dale tu propio estilo, porque al fin y al cabo el objetivo es contar la experiencia desde tu punto de vista y lo que este viaje ha supuesto para ti.

Lo primero es ordenar todas las notas cronológicamente, así no te dejarás nada en el camino y podrás contarlo casi como una historia.

Una vez ordenadas comienza el trabajo creativo y, de nuevo, recuerda que tienes una infinidad de opciones para darle toda la personalidad posible. Puedes pegar los billetes de avión, el plano al final para poder consultar las localizaciones, dibujar tú mismo los detalles que más te han gustado de un monumento…

 

Una vez terminado no tienes más que dejarlo al alcance en una librería para disfrutarlo siempre que quieras, porque sin duda, un cuaderno de viaje es uno de los mejores recuerdos que puedes tener de tus vacaciones. ¡Esperamos haberte animado a hacerlo para tu próximo viaje!